‘Busque, compare y si encuentra algo mejor cómprelo’

Desde el Periódico PublicidAD hemos elaborado un apartado bajo el nombre “Especial Agencias Independientes, donde diferentes profesionales del sector ofrecen su particular punto de vista sobre el panorama actual de este tipo de agencias. Hoy le toca el turno a José Arribas, director ejecutivo y máximo responsable de Parnaso.

“Así rezaba el slogan del famosos spot de los años ochenta protagonizado por Manuel Luque, director general de Camp con el objetivo de incrementar las ventas de Colón, la marca de detergente que comercializaba su empresa.

Por sencillo, no deja de ser un mensaje certero y directo que le funcionó a las mil maravillas al bueno de Luque. Y es que en la vida es muy sano y recomendable buscar y comparar en cualquiera de los ámbitos. Nosotros es un ejercicio que recomendamos a nuestros clientes cuando llevan varios años en la agencia. Es importante poner en valor el servicio y talento que pones de forma diaria a su servicio para que tomen conciencia de lo mucho que les ofrecemos y puedan comparar con aquello que les puedan llegar a ofrecer otros actores. Está práctica es muy interesante ponerla en práctica cada cierto tiempo ya que te facilita contar con clientes implicados y leales que son los interesantes, de lo contrario el ejercicio provocará el descarte de aquellos clientes que hayan optado por otras propuestas.  

El Busque, compare y si encuentra algo mejor cómprelo es el punto de partida para una reflexión sobre una práctica lesiva muy extendida en la industria publicitaria y de la que no se habla lo suficiente haciendo bueno a nuestro refranero popular: mal de muchos, consuelo de tontos. El modus operandi nocivo que padecemos las agencias de publicidad por buena parte de anunciantes se resume en la formulación de la siguiente pregunta: apreciado responsable de marketing, ¿Cuándo usted va a un espectáculo ve el show antes de abonar la entrada?.

Hay persona que jamás llegarán a vivir la maravillosa experiencia de emocionarse contemplando una ópera, la más compleja de las bellas artes. ¿El motivo?, simple y llanamente porque antes de poder embelesarse ante tan magno espectáculo han de abonar el boleto.

Hace poco más de mes un significativo grupo de automoción acudió a nuestra agencia para pedirnos asesoramiento y ayuda para crear su puesta en escena y presentación para el Salón del Motor. Nos trasladaron abiertamente que desde hace varios años su notoriedad había disminuido, que no estaban satisfechos con los últimos trabajos de su actual agencia y que gracias a nuestro producto creativo para el grupo líder de automoción en el pasado y a varias referencias de clientes actuales de la agencia querían contratar de forma urgente nuestros servicios de estrategia y creatividad para que con posterioridad ejecutásemos el proyecto. 

Estos señores habían formulado a la perfección el sano ejercicio que preconizaba en la década de los ochenta Manuel Luque: busque, compare y si encuentra algo mejor cómprelo. El problema vino cuando presentados los honorarios nos plantearon que primero querían ver el show antes de firmar y comprar las entradas, motivo por el cual educadamente declinamos colaborar con este grupo de automoción. No vale con buscar y comparar, hay que realizar el ejercicio y llegar al final comprando lo que has elegido, ya que por algo lo has seleccionado ¿verdad?.

Este puente de Todos los Santos visité su espacio en el Salón del Motor y comprobé como este grupo seguramente no pasará de comer de menú del día y difícilmente vivirá la experiencia gastronómica y sensorial de un restaurante 3 estrellas Michelin. ¿Por qué? simple y llanamente porque hay que pagar por anticipado una reserva antes de ir a comer al restaurante el día asignado en la reserva.

Lamentablemente en nuestro sector abundan en demasía los talonarios de cheques comidas, motivo por el cual como profesional uno ha de tener respeto por su propuesta, por su aporte de valor y por su trabajo ya que de lo contrario difícilmente el prójimo lo tendrá. 

Hay que saber decir no a las conductas abusivas e inmorales de lo contrario tu empresa estará abocada más pronto que tarde a tener que ofrecer 5 primeros, 5 segundos, pan, bebida y postre por 12 euros amenizado sonoramente todo por el Hit Show Must Go On de Queen a una clientela devoradora e insaciable de menús del día, conocedora de todas las plataformas de descarga pirata musical.

Apreciado lector que has llegado hasta el final de este artículo, hazme caso y haz tuyo el lema de Manuel Luque para tu día a día y no lo dudes: busca, compara y si encuentras algo mejor, cómpralo”.

- Contenido relacionado -