Belfast expone vidrieras gigantes de Juego de Tronos

Después de una década de grabación y producción en diferentes localizaciones de Irlanda del Norte, Juego de Tronos está llegando a su final. Para conmemorar la última temporada de la serie y su vinculación con Irlanda del Norte como Territorio de Juego de Tronos®, se instalarán durante el trascurso de la octava temporada seis espectaculares vidrieras repartidas por la ciudad de Belfast.

La campaña “Glass of Thrones” de Turismo de Irlanda se ha inspirado en los datos de búsqueda online de los propios fans. Cada gran vidriera hará referencia a una de las principales casas de la ficción, con varias escenas reproducidas en los murales que mostrarán algunos de los momentos más comentados y relevantes de toda la saga. Vidrieras de gran tamaño que captarán los flashes de los millones de fans que la serie tiene en todo el mundo.

La primera gran vidriera, revelada hoy en Belfast, muestra las escenas y las historias más destacadas de la Casa Stark, cuyo lugar de origen, Invernalia, está ubicado en la vida real en Castle Ward en el condado de Down, en Irlanda del Norte. Esta espectacular vidriera ofrece vistas al Ayuntamiento de Belfast, que alberga también las vidrieras tradicionales más antiguas de la ciudad.

También se puede ver desde hoy una versión digital interactiva de este gran mural  de los Stark en www.turismodeirlanda.com/juegodetronos donde los fanáticos podrán explorar los diferentes paneles y escenas, subir una foto para crear un selfie digital, y luego compartir esa foto con otros amigos y fans de la serie en sus redes sociales. 

A medida que se desarrolle la octava y última temporada, irán apareciendo las otras 5 diferentes vidrieras gigantes repartidas alrededor de Belfast, que inmortalizarán algunas de las batallas más épicas de la serie, los secretos de los dragones de Daenerys, los temidos caminantes blancos o la inolvidable y trágica escena de la ‘Boda Roja’.