BBK se centra en la prevención de la violencia machista en adolescentes

BBK lanza en 2019 un proyecto educativo pionero en Europa centrado en la prevención de la violencia machista en adolescentes. Para darlo a conocer, la agencia Herederos de Rowan, ha creado la campaña Crush to Crush, basada en el paso del CRUSH (palabra usada por la generación Z para referirse al amor ideal, platónico) al CRUSH (laminar, machacar). El paso del príncipe azul al monstruo, de Doctor Jeckyll a Mr. Hyde. Una campaña que intenta romper los mitos de “no hay amor sin espinas”, “quien bien te quiere te hará llorar”, los celos como demostración de amor.

El spot, las gráficas y los muppis lenticulares muestran esta transición. Pero, además, se ha puesto en marcha un experimento social. Se publicó un anuncio convocando al jóvenes actores/actrices al casting de una comedia romántica CRUSH. El día del casting, cuatro actores, dos chicos y dos chicas actuaban de gancho, y también se contaba con un falso director y su ayudante, una directora de casting. Todo empezaba muy bien, con una escena de tonteo. Pero la siguiente escena marcaba el paso de un tiempo y los celos hacían su aparición. El director y su ayudante normalizaban la situación, pidiendo más fuerza a los chicos y más sumisión a las chicas porque, al fin y al cabo “es una demostración de amor ¿no?”.

Varias cámaras en el escenario captaban las reacciones, después se pasaba a los aspirantes a un camerino con cámara oculta donde se reunían de nuevo con el gancho. Finalmente, una psicóloga que ha supervisado todo el proyecto entraba para desvelarles el experimento. Después, pasaban a un set donde, a cámara abierta, grababan una pequeña entrevista con sus sensaciones, opinión sobre el tema…