BBK aparta los mensajes ñoños y defiende el índice de amabilidad de las personas

BBK ha presentado ‘Hagamos que cuente’, el nuevo relato que guiará todas las acciones desarrolladas en los diferentes ámbitos de actuación de la fundación bancaria a largo plazo. Tiene como objetivo concienciar y poner en valor una nueva forma de bienestar social –alineada con los ODS 2030-, que represente el compromiso real de BBK y que pongan el foco en lo verdaderamente importante para las personas.

Como punto de partida de ‘Hagamos que cuente ‘ y con el fin de dar respuesta a una corriente de pensamiento que pone en entredicho la idea del ‘crecimiento a toda costa’ que rige el modelo económico actual y partiendo de la premisa de que hay muchas cosas que se estaban dejando en el olvido sin poder medir, BBK ha creado los ‘Indicadores Macrohumanos: Midamos lo que realmente cuenta’, una investigación estratégica que propone 10 indicadores para medir el impacto social en un momento más que necesario, mostrando así un compromiso real.

En este sentido, BBK, en colaboración con LLYC, ha desarrollado un restyling de la fundación y una campaña integral que permita dar a conocer esta iniciativa y aterrizar su propuesta de valor. Para ello, han creado un Spot, producido por Vietnam Estudio, y una campaña gráfica con personas reales que reflejan estos indicadores y la esencia de Hagamos que cuente. Asimismo, ha diseñado la web www.hagamosquecuente.bbk.eus , que contiene las principales conclusiones del estudio de investigación de los Indicadores Macrohumanos. En paralelo, enmarcado en este concepto, BBK está diseñando numerosas iniciativas que refuercen el nuevo relato y den continuidad al proyecto en el medio plazo

En palabras de Julio Alonso Caballero, Director Creativo de la campaña: “Hagamos que cuente es una declaración de intenciones no solo para BBK, su labor, y sus empleados, sino un mensaje de acción y compromiso para toda la sociedad. Por mucho que parezca que no podemos influir en las grandes decisiones, nosotros tenemos el poder con cada pequeño gesto que hagamos”.