Barbie demuestra que jugar con muñecas permite a los niños desarrollar la empatía

Barbie y un equipo de neurocientíficos de la Universidad de Cardiff (Reino Unido) han anunciado los resultados de un nuevo estudio que, por primera vez, utiliza la neurociencia para explorar el impacto positivo del juego con muñecas en los niños. Este estudio revela que el juego con muñecas activa regiones del cerebro que permiten a los niños desarrollar la empatía y habilidades de procesamiento social, incluso cuando juegan solos.

A lo largo de los últimos 18 meses, la catedrática Dra. Sarah Gerson, junto con sus compañeros del Centro de Ciencias del Desarrollo Humano de la Universidad de Cardiff, ha utilizado la tecnología de la neuroimagen para proporcionar  las primeras indicaciones de los beneficios del juego con muñecas a nivel cerebral. Mediante la supervisión de la actividad cerebral de 33 niños de entre cuatro y ocho años de edad, mientras jugaban con una serie de muñecas Barbie, el equipo descubrió que el surco temporal superior posterior (pSTS), una región del cerebro asociada con el procesamiento de información social como la empatía, se activaba incluso cuando el niño jugaba solo. Se demostró que estos beneficios del juego de muñecas en solitario eran iguales para niños y niñas.

Con el fin de reunir los datos para el estudio, el juego de los niños se dividió en diferentes secciones para que el equipo de Cardiff pudiera captar la actividad cerebral relacionada con cada tipo de juego por separado: jugar con las muñecas por su cuenta; jugar con las muñecas junto con otra persona (el asistente de investigación); jugar con una ‘tablet’ por su cuenta y jugar con una ‘tablet’ con otra persona (el asistente de investigación).

Las muñecas utilizadas incluían una diversa gama de muñecas Barbie con accesorios, y todas las muñecas Barbie y los juegos volvían a sus posiciones iniciales antes de que cada niña iniciara su prueba para asegurar la consistencia de la experiencia. El juego con ‘tablet’ se llevó a cabo utilizando juegos que permiten a los niños participar en un juego abierto y creativo (en lugar de hacerlo en uno  basado en reglas o en objetivos) para proporcionar una experiencia de juego similar a la que ofrece el de  muñecas.

Los resultados del estudio demuestran que los niños tienen los mismos niveles de activación del pSTS cuando juegan solos con muñecas que cuando lo hacen con otras personas. Otro hallazgo del estudio es que, cuando se deja al niño jugando solo con una ‘tablet’, hay mucha menos activación del pSTS, a pesar de que el juego implique un elemento creativo considerable

Artículo anteriorMcDonald’s entra en el sector de los eSports con un equipazo
Artículo siguienteCinesa lanza su nueva web de cupones con una sección específica para empresas