Autocontrol sentencia, por primera vez, el contenido de una influencer por publicidad encubierta

Autocontrol, emitió un dictamen, el primero en España, advirtiendo a Paulina Eriksson que vulneró la normativa ya que no dio aviso a sus seguidores de que parte de su contenido era promocional. Por primera vez se ha sentenciado a una influencer por publicidad encubierta.

En la publicación no hay mención clara que se trata de publicidad, sin embargo, la influencer añadió el hashtag #ad (anuncio, en inglés) a su contenido, algo que Autocontrol no cree que haya sido suficiente, ya que esta advertencia “se insertó al final del mensaje de manera diluida, pasando totalmente desapercibida para el público destinatario

Por su parte, Paulina Eriksson aseguró que los auriculares que aparecen en su publicación “se los prestó una amiga” además de que la empresa que los comercializa no le ha pagado ninguna contraprestación económica por la publicación de este post.

Así que este es un primer aviso para los influencers: no bastará con añadir el hashtag “#ad” a las publicaciones, ni tampoco es necesario haber recibido un pago o contraprestación por una publicación para ser considerado un mensaje publicitario. El aviso de publicidad debe verse bien, inequívocamente dentro de la misma publicación.

Este dictamen sienta un precedente ya que puede utilizarse para futuras sanciones a influencers que no sigan las reglas, y que puede extrapolarse a otros conflictos similares e incluso si en algún momento alguno de estos temas llega a juzgados penales, podría tomarse en cuenta.

- Contenido relacionado -