¿Aumentará la inversión publicitaria en medios el próximo año?

Arce Media ha presentado el nuevo informe I2P correspondiente al tercer trimestre del 2017, y en el cual afirma que la inversión publicitaria, durante los nueve primeros meses del año, se mantiene plana; tan solo ha sufrido un leve crecimiento del 0,04% en relación al mismo periodo del año anterior alcanzando la cifra de 2.969,3 millones de euros, frente a los 2.968,2 millones de 2016.

El estudio desvela que la televisión crece un 0,4%, alcanzando la cifra de 1.522,1 millones de euros, representando el 51,3% del mercado. Una mejora de dos décimas de participación. Los dos principales grupos privados de televisión representan el 85,5% de la inversión en televisión. Mediaset consigue 662,5 millones de euros frente a 663,3 millones del mismo periodo del año anterior, una caída del 0,1%. Por otro lado, Atresmedia, alcanza los 639,6 millones de euros frente a los 645,4 millones del mismo periodo del año anterior, un retroceso del 0,9%

En cuanto al medio internet, es el segundo medio en importancia y el que más crece, un 8,9%, consiguiendo 403,9 millones de euros y un 13,6% de participación de mercado.

La prensa, es el tercer medio en inversión publicitaria, retrocede un 8,5% y alcanza los 356,4 millones de euros frente a los 389,4 del mismo periodo del año anterior. Las revistas alcanzan los 133,3 millones de euros y representa un retroceso del 6,3%.

Radio crece un 2,7% hasta alcanzar los 285,3 millones de euros. Exterior retrocede un 0,7% hasta llegar a 228,6 millones de euros Revistas alcanza los 133,3 millones de euros, representa un retroceso del 6,3%.

Por último, según las previsiones de Arce Media para el 2018 el consumo mostrará una tónica menos positiva que en años anteriores, a medida que las familias ajustan sus decisiones de gasto a la evolución de la renta disponible. Esta previsión implica que la caída de la tasa de ahorro de las familias se detendrá en 2018. Y es que la economía, que ha presentado buen ritmo de crecimiento a lo largo del primer semestre del año, está empezando a experimentar un ligero freno que seguirá durante los próximos trimestres. Uno de los mayores riesgos para la economía española es la situación política en Catalunya. El proceso de relocalización de algunas empresas que ya se está produciendo podría aplazar ciertas inversiones con el consiguiente efecto en la recuperación y la generación de empleos estables.