Antonio Lobato promueve el encanto de la España vacía

Tras meses de confinamiento, los españoles añoran visitar nuevos lugares, disfrutar de nuevos paisajes y probar nuevos sabores. Para dar respuesta a estos deseos, el Grupo Driver Center, red de centros especializados en neumáticos y mecánica rápida, ha creado el primer “Calendario de la España vacía”, que reivindica el encanto del territorio que sufre las consecuencias de la despoblación. Esta iniciativa ha estado apoyada por la agencia La Buena.

El calendario presenta doce pueblos recónditos, de diferentes provincias españolas, incluye una descripción individual de cada uno de ellos y señala el mejor itinerario para llegar con total confianza en coche hasta todos ellos. Este viaje puede realizarse en formato papel y también online, a través de la página web calendariodelaespañavacia.com, que amplía la información de cada municipio e incluye un link a las páginas web oficiales de sus ayuntamientos. Esta plataforma permitirá incluir otras poblaciones a través de un formulario donde, cualquier ciudadano que así lo desee, podrá agregar la historia de su localidad. A través del hashtag #CalendarioEspañaVacia también se podrá compartir las imágenes que los usuarios publiquen en sus redes sociales. 

Inspirado en el mítico calendario Pirelli, de quien el Grupo Driver Center es partner oficial, el objetivo es dar visibilidad y protagonismo a unas poblaciones que parece que hayan sido olvidadas, y animar a los futuros visitantes a desplazarse hasta ellas. Para la realización del calendario, la compañía ha contado con la participación y la entusiasta colaboración de los alcaldes de las localidades y de sus habitantes.

El periodista Antonio Lobato, que ejerce como padrino de esta iniciativa y es embajador del Grupo Driver Center, celebra que una marca se implique de esta forma en un concepto tan cercano y tan bonito. Al locutor deportivo, que protagoniza las piezas audiovisuales que acompañan al calendario, le sorprendió el magnetismo que desprenden estas localidades: “Son pueblos especiales y representativos de lo que somos y de dónde venimos. La España vacía es un bien cultural y patrimonial del que debemos sentirnos orgullosos y que tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos para preservarlo. Son pequeños pueblos y aldeas que, cuando los descubres, te enamoras”, afirma.

- Contenido relacionado -