El confinamiento hace crecer de forma exponencial el tiempo de ocio

Havas Media Group España, la red de medios perteneciente al Grupo HAVAS, presenta la actualización de su estudio “Impacto del coronavirus en hábitos y medios”, un profundo informe sobre el impacto que la epidemia del Covid-19 y todas las medias adoptadas como consecuencia de la pandemia, está teniendo sobre nuestros hábitos deconsumo y en los medios.

En esta actualización, se han analizado cuestiones claves para los consumidores, la sociedad, las marcas y los medios, como estas:

COMPORTAMIENTO DE LOS ESPAÑOLES: DISCIPLINA

Los datos, opiniones y comportamientos de los españoles en relación con esta crisis del COVID-19 nos reflejan una sociedad madura, disciplinada (aprueba mayoritariamente, por encima del 90%, las medidas tomadas) y que confía bastante en sus instituciones.

Respecto al cambio en el comportamiento, los países más afectados son España e Italia y China, (la mayoría obligados por la normativa). Estados Unidos es el que menos se están
adoptando cambios de comportamiento hasta el momento Otros, como Brasil, aún no han
empezado a acumular comida y productos de limpieza, pero ya evitan lugares concurridos.

Somos también conscientes de que esto durará tiempo: 54% estima el confinamiento entre 1 y 2 meses y casi un 25% piensa que durará más.

IMPACTO EN LA ECONOMÍA: CRECE LA PREOCUPACIÓN

La sociedad española está altamente preocupada, mucho más que en otros países, respecto al impacto del COVID-19 en la economía doméstica: el 75% cree que tendrá algún impacto y el 46% que este será elevado o incluso dramático. Italia es el segundo país más alarmado, mientras que Alemania y China son los que menos preocupación muestran en este sentido.

Y esta preocupación aumenta de una semana a otra. Crece en casi 10 puntos la preocupación por los efectos en la economía del hogar: el 72% piensan que empeorará.

Sin embargo no parecemos preocupados por el abastecimiento de productos básicos, y tras una semana de cierta alarma, hay síntomas de normalización: la frecuencia/ocasiones de compra baja (en línea con las directrices de salir sólo lo imprescindible), en alimentación se compra algo más de productos frescos y algo menos de envasados (aunque estos siguen
siendo los de más peso).

Las cifras son aún más pesimistas cuando se pregunta por el impacto esperado del COVID-19 en la economía mundial, donde nuevamente con Italia y España se sitúan a la cabeza, seguida de Francia, Brasil y UK. China y Alemania, algo menos preocupados.

ENTRENIMIENTO: REAPARECEN HÁBITOS EN DESUSO

El confinamiento hace crecer de forma exponencial el tiempo de ocio: crecen todos los tipos
de entretenimiento en el hogar. Se ve mucho más la televisión, pero también se usa más internet y redes sociales, la radio, se lee más prensa, más libros, se escucha más música.Han crecido la actividad de ver series/películas y estudiar, mientras baja ligeramente la compra online.

Esta crisis ha hecho reaparecer hábitos en desuso: ver la televisión en familia, jugar a juegos de mesa, pero también refuerza otros más nuevos: ver VOD/contenidos en plataformas, videojuegos online… La TV aumenta su uso más allá del visionado (internet, videojuegos)

Se buscan también momentos y formas de entretenimiento individual y prácticas de crecimiento personal. Aquí internet y las RRSS tienen un papel clave: cursos, conciertos en streaming, clases gimnasia o yoga, y también facilitando la conexión emocional y de cara a mantener un buen estado de ánimo, especialmente demostrado en las redes sociales, donde el usuario está siendo, como nunca antes, generador de contenidos de todo tipo y de iniciativas solidarias.

EVENTOS DEPORTIVOS: ¿DEBERIAN CELEBRARSE O NO?

Ante la cuestión sobre qué hacer con los eventos deportivos, la opinión mayoritaria en todos los países es que se deberían posponerse hasta que pase la pandemia del COVID-19.

En España un 71% opina que deberían posponerse hasta que termine el brote. El 6% cree que deberían celebrarse de todos modos sin público. Y un 23% que deberían cancelarse. Valores similares en Italia, Francia y Brasil.

En Alemania, el 33% optan por su cancelación. En Reino Unido un 20% cree que deberían
celebrarse sin público.

EL PAPEL DE LOS MEDIOS Y SU CREDIBILIDAD

Ante la cuestión sobre cómo se informan los españoles sobre el coronavirus, la televisión continúa siendo la principal vía de información, seguido de Internet (bien sea en prensa online, RRSS o búsquedas en general). La radio sigue siendo el tercer medio, con mayor protagonismo en los mayores de 40 años. Internet (búsqueda activa de información) va ganando puntos.

Si bien la valoración de los medios es muy positiva en su dimensión de entretenimiento, no lo es tanto en la de proporcionar información verificada y creíble. En cuanto a los medios que aportan más credibilidad y confianza, mínimas variaciones versus la semana anterior: radio, televisión y prensa en papel y online, siguen siendo los medios más creíbles/confiables.

Les sigue a distancia internet. Las redes sociales siguen siendo el medio menos confiable, por debajo del “aprobado”.

Un 39% piensa que los medios están haciendo una gran tarea para informar y tranquilizar a la población, pero un 31% piensa lo contrario (Fuente GFK).

¿QUÉ PEDIMOS A LAS MARCAS/EMPRESAS?

Según el estudio, estas son las principales conclusiones que se extraen de opinión de los
españoles sobre cómo están actuando en esta crisis COVID-19:

Les demandamos que tomen partido y colaboren en la medida de sus posibilidades y ámbito de actuación: facilitando el teletrabajo y/o el cierre si es necesario, adaptando su producción a suministros claves para la crisis, poniendo sus recursos al servicio de las instituciones y ciudadanos, flexibilizando/aplazando pagos …

En cuanto a si las marcas deben anunciarse o con normalidad, no hay una opinión clara/mayoritaria en un sentido u otro: España junto con Italia, Brasil, USA y UK, es donde hay mayor nivel de acuerdo en que sí deben hacerlo, mientras que el mayor nivel de desacuerdo está en Alemania (60% piensa que no y sólo un 24% que sí).

Si bien en la mayoría de los países predomina el acuerdo sobre el desacuerdo, excepto en
Alemania y en Francia (aquí por poca diferencia), el porcentaje de los que no tienen una opinión formada es también elevado en muchos países.

En general la valoración de cómo están actuando las marcas y empresas es positiva, pero con importantes diferencias por tipos de empresa y sectores: los mejor valorados son las pequeñas empresas y comercios locales (82% de aprobación); algo menos las grandes corporaciones (62%) y menos aún otros sectores como banca (56%) o energéticas.

En este sentido las marcas más mencionadas espontáneamente por su respuesta positiva ante esta crisis son: Inditex, Movistar, Mercadona y Carrefour.

LAS 7 FASES EMOCIALES: ¿EN CUÁL SE ENCUENTRA ESPAÑA?

Según los estudios recientes de IPSOS China hay hasta un total de 7 fases emocionales que pasa una población a lo largo de la cuarentena: incredulidad, preparación, ajuste, aclimatación, resistencia, alivio y temor.

En España nos encontraríamos entre la 3a y 5a fase: seguimos mayoritariamente en la fase de ajuste (47%), empieza a instalarse la de aclimatación (23%) y sólo un pequeño porcentaje está en la de resistencia/negatividad (14%). Es importante saber en qué fase se encuentra la sociedad de cara a las estrategias que deban llevar a cabo las marcas.

  • Fase ajuste: Se van adaptando las nuevas medidas y hábitos en la población. Conlleva un acompañamiento al consumidor. La fase de ajuste se refleja en que hemos superado el momento de aprovisionamiento que se dio en las últimas semanas, y los nuevos hábitos, no son tan nuevos, sino que hay una diferencia en el grado de intensificación de actividades ya existentes, aumento del uso de WhatsApp o la reducción de la frecuencia de compra entre otros.
  • Fase aclimatación: Periodo de desarrollo de nuevos hábitos. Deben desvelar en qué medida afectan estos cambios al sector específico de la marca en sí.
  • Fase resistencia: Síntomas negativos de la aclimatación, como pesimismo, negatividad. Es importante identificarla para evitar el rechazo y el brandwashing que podría generar en la percepción del consumidor.

A medida que continúen los días de cuarentena, podremos ver cambios sustanciales siempre y cuando haya una tendencia que lo acompañe, porque de momento, llevamos ‘apenas’ dos semanas cuando en China, para evaluar la existencia de dichas tendencias, abarcaron un tiempo mayor.

No obstante, a la hora de adaptar la experiencia China al caso Español, es importante tener en cuenta las diferencias entre ambos países, tanto coyunturales (dureza y ámbito de medidas tomadas, segmentos a los que afectan más) o del confinamiento, como socioeconómicas (para más detalle consultar anexo)

PROPÓSITOS POST CORONAVIRUS

Respecto a cómo nos vemos personalmente y como sociedad después del COVID-19, aún es pronto para evaluar la magnitud y permanencia de los cambios, si bien los españoles pensamos que daremos más importancia a las relaciones personales y seremos más solidarios (participar y colaborar en la comunidad cercana).

Esta crisis también nos dejará un poso de inseguridad y acentuará la previsión: un 56% dice que ahorrará más (incremento del 11% versus la semana anterior).

- Contenido relacionado -