AMI muestra su disconformidad ante la nueva Ley de Información Clasificada del Gobierno

La Junta Directiva de la Asociación de Medios de Información (AMI) estima que, amparándose en la necesidad de salvaguardar la defensa y la seguridad nacional, la norma limita de forma desproporcionada los derechos fundamentales de libertad de expresión e información, a través de la ampliación de los supuestos que amparan la clasificación de la información en ámbitos que nada tienen que ver con la protección de la seguridad y defensa nacional dentro del marco constitucional.

De esta manera, se dificulta o imposibilita el ejercicio del derecho a la libertad de información al impedirse el conocimiento por los ciudadanos de las actividades llevadas a cabo por los poderes públicos en el ejercicio de sus funciones.

La clasificación de la información por parte de las autoridades puede encontrar su justificación en razones de orden público o seguridad nacional. Sin embargo, el ámbito de aplicación de la información protegida bajo secreto debe ser extremadamente restringido, por cuanto conlleva la ocultación de información a los ciudadanos sobre la actuación de los poderes públicos y no resulta legítimo que se restrinja la libertad de información en cuestiones distintas de la seguridad y defensa nacional.

La Junta Directiva de AMI invita a la reflexión e insta a modificar este anteproyecto de modo que la norma final resulte ser lo menos lesiva posible para los ciudadanos. De no ser así, se estará sacrificando el derecho fundamental a la libertad de expresión e información, pilar básico de la democracia.

- Contenido relacionado -