Ambar y El Bosque Sonoro culturizan el desarrollo rural y medioambiental

Ambar se une a El Bosque Sonoro para demostrar que en los pueblos pequeños pueden ocurrir cosas enormes. El proyecto, que surgió en 2020 en plena pandemia con el ánimo de preservar el entorno, evitar la despoblación y apoyar la cultura, presenta este año de la mano de Ambar su segunda edición con el paraje natural de Mozota (Aragón) como escenario principal. Un pueblo de poco más de un centenar de habitantes, en el que la economía se ha basado fundamentalmente en la agricultura y cuyas expectativas de desarrollo son escasas debido al envejecimiento de la población.

“Para Ambar, es un orgullo colaborar en esta iniciativa, que busca impulsar la cultura y mantener vivos nuestros pueblos de la mano de la gastronomía”, ha declarado Enrique Torguet, director de comunicación patrocinio y RRII de Ambar. “Como patrocinadores, vemos en este proyecto elementos que son punta de lanza en la forma de entender la cultura y el desarrollo, no solo con respeto sino aportando al entorno”.

Para esta edición se espera superar la excelente acogida que obtuvo el evento el año pasado y crecer en su compromiso con el medio ambiente. El Bosque Sonoro fue el único evento musical que se creó en pleno confinamiento. De hecho, el concepto ha sido reconocido en el ‘Observatorio Cultural 2020’ que cada año lleva a cabo la Fundación Contemporánea en sexta posición de su ranking de propuestas culturales más interesantes en Aragón. Todo ello, gracias a los más de 3.000 espectadores que acudieron el pasado septiembre a su primera edición, que contó con León Benavente, Coque Malla, Stay Homas y Mujeres, entre otros. Además, gracias a su generosidad, todo lo recaudado a través de las donaciones de la “fila cero” y el apoyo del ayuntamiento y los vecinos del municipio, se consiguieron plantar 280 árboles el pasado febrero en una de las zonas más degradadas de Mozota.

Otra de las apuestas del festival es su carta gastronómica, basada en elaboraciones sostenibles, naturales y de productores locales de diferentes puntos de España. Así, además de Cervezas Ambar, será posible degustar las patatas artesanas de La Azucena (Madrid), el lomo al azafrán de Laurel y Tomillo (Lagueruela, Teruel), la morcilla de calabaza de Sierra de las Villuercas (Deleitosa, Cáceres), la caballa al curry con piri-piri de Good Boy (Olhao, Portugal), la crema de queso manchego y guindillas caramelizadas de Devas Gourmet (Escanolilla, Toledo), la tarrina de calabaza de Tarro Verde (Ribatajada, Cuenca) o las yemas de espárrago con mostaza de habanero (Fitero, Navarra). Todo ello servido en material compostable de fécula de maíz.

Una entrada, un árbol

Este año, se refuerza esta acción con el compromiso de plantar un árbol por cada entrada vendida a través de la plataforma Tree Nation. Y, de momento, desde que salieran las primeras entradas a la venta, ya van contabilizados más de mil. Y es que, como miembros de la #ComunidadPorElClima, El Bosque Sonoro se ha sumado al reto de contribuir a plantar 3 millones de árboles en España a través del proyecto “Archipiélago de Bosques” de la Fundación Ecodes.

El Bosque Sonoro 2021 comenzará el próximo 29 de mayo con el proyecto “La Alfranca, Paisaje Sonoro”, elaborado junto al Gobierno de Aragón. Se trata de un nuevo concepto de espectáculo en la naturaleza sin impacto acústico, en el que los espectadores recorrerán los jardines de La Alfranca mientras, a través de cascos inalámbricos, disfrutan de las actuaciones de Amorante, Arnau Obiols, Laura Val & Fran Gazal y Annacrusa. Todo ello, en dos pases de 1 h y 45 minutos, uno a las 17:30 horas y otro a las 20 horas, con un aforo máximo de 100 personas cada uno.

- Contenido relacionado -