Alvalle invertirá 6 millones en su nueva planta de Murcia

Alvalle, la marca de gazpachos refrigerados de marca en España, ha celebrado hoy su 30 Aniversario con una rueda de prensa virtual abriendo las puertas de su nueva planta llamada “La Cocina de Alvalle”, ubicada en Alcantarilla, Murcia. Tras una inversión inicial de 31 millones, y solo un año después de su puesta en marcha, Alvalle amplía su inversión con seis millones adicionales para la mejora de sus instalaciones.

La principal novedad en su nueva planta de 28.000m2 y tres líneas de producción, es la ampliación a una cuarta línea prevista para verano de 2022. También contará con importantes novedades en materia de sostenibilidad relacionadas con la energía y el agua. En primer lugar destaca la instalación de 1.500 paneles solares que proporcionarán el equivalente al 20% de la energía anual de la planta, y en segundo lugar, la implantación de dos nuevos sistemas de agua, uno para la recirculación y el otro para incrementar su recuperación, que permitirán un ahorro de hasta un 15% anual. También se destinará parte de la inversión para el volcado de tomate desde las cajas pequeñas que utiliza Alvalle para que no se dañen, entre otros proyectos. En su conjunto la inversión total para 2021 asciende a 6,3 millones de euros.

Alvalle produce anualmente más de 30 millones de litros de gazpacho y cuenta con un equipo en planta de más de 100 personas. En la cadena de suministro agrícola emplea a unas 500 personas.

Narcís Roura, director general de PepsiCo en el Suroeste de Europa afirma: “Alvalle es la joya de nuestra corona, un producto de gran calidad y sabor con ingredientes 100% naturales en completa tendencia con las preferencias de los consumidores de hoy. Desde que entró a formar parte de nuestra compañía en 1999 hemos multiplicado por seis su producción y ya exportamos el 50% del total a mercados internacionales como Francia, Reino Unido y Estados Unidos”. 

La marca celebra 30 años de historia conservando su esencia, origen local y gran calidad como señas de identidad

Alvalle, creó el primer gazpacho envasado en 1991 y a lo largo de tres décadas ha conseguido ser fiel a su origen manteniendo su receta tradicional y ofreciendo un producto de gran calidad gracias a su proximidad con la huerta murciana y a su estrecha relación con sus agricultores. Cada año, Alvalle recoge 33 millones de kilos de hortalizas, el 98% de ellas a mano. Los tomates sólo se recolectan en su punto óptimo de maduración y se transportan en cajas pequeñas para evitar que se dañen. El aceite es de oliva virgen extra y proviene de cooperativas de Córdoba y Jaén.

En Alvalle la sostenibilidad es una prioridad, por ello su máxima es “producir más con menos” y así contribuir a la mejora del medioambiente

Para el cultivo de sus ingredientes Alvalle practica una agricultura regenerativa que le permite obtener la mejor calidad al mismo tiempo que cuida del medio ambiente. Por una parte, el ahorro en el consumo de agua es una prioridad y por ello solo se riega por goteo y se cubren las raíces de las plantas para evitar que se evapore el agua. Para beneficiar la calidad del suelo se practica la rotación de campos y también se combate las plagas con lucha biológica.

La nueva planta también opera de forma más eficiente, su consumo de electricidad ya es 100% verde, procedente de fuentes renovables, y gracias al uso de las nuevas tecnologías, se podrá reducir en un 30% más el consumo de agua y en un 20% el de energía respecto a la planta anterior. Para el control del agua, por ejemplo, Alvalle cuenta con un sistema de registro automático de los consumos necesarios para lavar correctamente los vegetales, y que además, están diseñados para evitar pérdidas o excesos.

- Contenido relacionado -