‘Alcanzando la madurez’

La Publicidad lanza en septiembre el “Especial Agencias 2019”, donde diferentes profesionales del sector ofrecen su particular punto de vista sobre el panorama actual de las agencias. Descubre el artículo de opinión de Hugo Llebrés, CEO de Wavemaker.

Llegué a la publicidad hace ya 20 años desde “lo digital”, desde el rudimentario e-commerce de 1999. Sabía algo de Internet, pero no sabía nada de publicidad. Tenía muchas expectativas sobre lo que Internet y la transformación digital traerían al mundo. A medida que aprendía sobre publicidad empecé a volcar esas expectativas sobre ella. Empecé a tener expectativas sobre cómo “lo digital” cambiaría la publicidad. Todas estas expectativas se pueden resumir en una sola: habría una mejor publicidad. Nuevas expresiones creativas en nuevos medios. El renacer de los copiescreativos y multiplicidad de nuevos formatos. Más eficacia y eficiencia gracias a la exquisita segmentación que permitiría la tecnología. En definitiva; mejor creatividad en más y mejores medios con más eficacia para los anunciantes y más relevancia para los consumidores.

La mayoría de mis expectativas no se han cumplido, pero algunas se han empezado a cumplir y espero que otras empiecen pronto a convertirse en realidad. Estoy más ilusionado hoy con el futuro en general, y con el futuro de la publicidad en particular, de lo que lo estaba hace 20 años, cuando no sabía nada de publicidad y sabía mucho menos de todo lo demás.

“el deslumbramiento tecnológico nos deja volver a ver a las personas a las que la tecnología sirve y enfocarnos en sus comportamientos y sus necesidades”

Si la mayoría de mis expectativas de entonces no se han cumplido creo que es, sobre todo, porque estaban soportadas en la evolución de la tecnología, pero ignoraban casi por completo a las personas y lo impredecible e incongruente que puede ser nuestro comportamiento, tanto individual como colectivo. Yo ignoraba además que madurar lleva tiempo. 

Ahora, el deslumbramiento tecnológico comienza a atenuarse y nos deja volver a ver a las personas a las que la tecnología sirve y enfocarnos en sus comportamientos y sus necesidades. Hoy, ya hemos pasado la infancia y la adolescencia digital. En 2019 pueden verse, sobre todo, pero no sólo en los jóvenes, los primeros cambios de valores -ecología, diversidad, equidad, consumo responsable, educación- que vaticinan un cambio en el fondo. 

Hoy estoy seguro de que mis expectativas sobre el mundo y sobre la publicidad están mucho más cerca de cumplirse de lo que lo hayan estado nunca. 

La posibilidad de una publicidad mejor la vivo cada día. Una publicidad más efectiva, más eficiente más relevante y más creativa. Una publicidad que atiende a lo que realmente importa, las necesidades, deseos e intereses de las personas. Una publicidad mejor medida, mejor regulada y más autorregulada. Una publicidad más veraz. Una publicidad de la que será un privilegio participar.