Adigital rechaza la unilateralidad del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales

La Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) rechaza la aprobación por parte del Pleno del Senado del Proyecto de Ley del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, y ha advertido de las duras consecuencias para la economía española que se derivarán de su aplicación unilateral en nuestro país sin esperar a una solución consensuada a nivel internacional.

Así, la Asociación ha incidido en que el impuesto digital derivará en una fuerte pérdida de productividad, competitividad e innovación en las empresas españolas, provocando la fragmentación del Mercado Único Digital, la paralización de la inversión en nuestro país y aislando a España del contexto digital internacional. 

En ese sentido, Adigital apuesta por una solución diseñada y consensuada a escala global. Suscribe la necesidad de abordar la adecuación del marco regulatorio a la economía digital en particular, también en el ámbito impositivo, pero recuerda que este debate debe tratarse desde el punto de vista internacional, especialmente dado el carácter global y digitalizado de la economía. Desmarcarse del acuerdo global, como hace el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales presentado por el Gobierno y aprobado hoy de forma definitiva por las Cortes Generales, pone en riesgo la competitividad de la economía española, más aún en el contexto de crisis económica y social provocada por la COVID-19, que requiere más que nunca de economías digitalizadas, robustas y resilientes.

La adopción unilateral de un impuesto digital ha sido también cuestionada por organismos internacionales como la Comisión Europea o la OCDE, ya que a su juicio fracciona el Mercado Único europeo y el Mercado Único Digital. Es más, la Asociación considera que la aprobación de esta Ley supondrá también un claro obstáculo para la participación de nuestro país en el debate internacional, dejando a España en una situación de excepcionalidad mientras continúan las negociaciones para un acuerdo necesariamente más amplio, tanto a nivel europeo como global.

Además, Adigital recuerda que medidas fiscales de este tipo adoptadas en el pasado han demostrado generar una fuerte inseguridad jurídica para ciudadanos, empresas e inversores; suscitando además serias dudas sobre su impacto en términos recaudatorios. Si bien el Gobierno estimó en un inicio una recaudación de 1.200 millones de euros a través de este impuesto, esa estimación se ha ido reduciendo progresivamente en los últimos meses. En ese sentido, un informe elaborado por la consultora PwC alertaba del efecto negativo que el Impuesto Digital traería consigo para las empresas y consumidores españoles. Según el estudio, estos últimos sufrirían un impacto valorado en hasta 665 millones de euros; mientras que las compañías españolas usuarias de los servicios digitales gravados verían reducidos sus beneficios entre 450 y 562 millones de euros.

- Contenido relacionado -