7 de cada 10 españoles considera que el cambio climático será un problema tan grave como lo es hoy la crisis del Covid-19

El 22 de abril se celebra en diferentes países del mundo el conocido como ‘Día de la Tierra’, una fecha señalada en el calendario para recordar a Gobiernos, empresas y ciudadanos la importancia de cuidar del planeta en el que vivimos.

Conscientes de la importancia de este día, Ipsos ha elaborado una encuesta que pone de manifiesto tanto las inquietudes como las percepciones que tienen los ciudadanos hacia los problemas medioambientales.

A nivel global, los tres problemas medioambientales considerados como los más importantes son el cambio climático (37%), la contaminación del aire (33%) y la cantidad de residuos que generamos diariamente (32%).  En España, el cambio climático también ocupa la primera posición (39%), pero sin embargo los españoles se muestran más preocupados por la generación de residuos (36%) que por la calidad del aire que respiran diariamente (33%).

El cambio climático se sitúa como el problema que más preocupa a los ciudadanos a nivel mundial con un 37% siendo Japón (54%) el país más preocupado al respecto y Rusia el que menos, con solo un 13% de sus ciudadanos considerando este como el problema medioambiental de carácter más urgente.

El 68% de la población global exige a sus gobiernos que desarrollen políticas para paliar los efectos derivados del cambio climático. En España, el 74% de los ciudadanos considera que si el gobierno no actúa ya, les estará fallando. Es más, según el 73% de los españoles a largo plazo el cambio climático se convertirá en un problema tan grave como lo es hoy la crisis del coronavirus. Así lo ven también otros países europeos como Francia (76%), Italia (72%), Alemania (69%) y Reino Unido (66%). China (87%) es el país que más apoya esta afirmación ocupando el primer puesto del ranking y EEUU el que menos (59%) ocupando el último puesto.

La actual crisis sanitaria en la que todos nos encontramos inmersos acarreará consigo cambios sociales, culturales y económicos que también afectarán a las percepciones de los ciudadanos sobre los problemas medioambientales. En concreto, un 51% de los españoles, en línea con la media global, considera que tras esta pandemia la sociedad se mostrará más concienciada y activista con los problemas relacionados con el cambio climático, siendo India el país más de acuerdo con esta afirmación (77%) y Alemania el más en desacuerdo (36%).

Además, para el 62% de los españoles es de vital importancia que el plan de recuperación económica que se lleve a cabo tras la crisis del Covid-19 incluya acciones en las que también se tenga en cuenta el cambio climático. Asimismo, el 48% se muestra en desacuerdo sobre la opción de centrarse de lleno en la recuperación económica si eso significa tomar algunas medidas que repercutan de manera negativa en el medioambiente. En el extremo opuesto, encontramos a países como la India, Rusia, Australia, EE.UU y Reino Unido que priman la recuperación económica aunque para ello tengan que implementarse medidas que conlleven un impacto negativo en el medio ambiente.

Entre los hábitos que los españoles están dispuestos a hacer para contribuir a reducir su propio impacto sobre el medio ambiental, encontramos en primer lugar que el 65% de los españoles está dispuesto a evitar los productos que tengan mucho embalaje, con la intención de reducir así la cantidad de residuos generados. España ocupa la tercera posición a nivel mundial detrás de China (71%) y Corea del Sur (80%)

En segundo lugar, 6 de cada 10 españoles estaría dispuesto a evitar la compra de nuevos productos a favor de reutilizar lo que ya tiene o comprar productos de segunda mano. Ocupando de nuevo el tercer puesto en el ranking mundial, detrás de Malasia (66%) y Corea del Sur (70%).

Ahorrar energía en casa, sería el siguiente hábito que el 56% de los españoles estaría dispuesto a cambiar por ser más responsables con el medio ambiente. Seguido del ahorro de agua en el hogar (55%); caminar, andar en bicicleta o usar el transporte público en lugar de conducir un coche o una moto (53%); casi la mitad de los españoles (49%) muestra una buena disposición a la hora de reciclar en sus hogares; comer menos carne (47%); no volar (46%) y consumir menos lácteos (33%), serían otros de los hábitos que modificarían.

- Contenido relacionado -