7 claves para realizar el briefing perfecto

Macarena Vayá, directora general de Sortlist España, desvela los puntos necesarios para conseguir el briefing más completo. El presupuesto, los objetivos y las características del negocio son algunos de los indispensables en el briefing ideal.

Sortlist es la plataforma digital que pone en contacto a agencias de comunicación, publicidad y relaciones públicas con empresas que buscan servicios digitales y de comunicación.

Un briefing cobra importancia cuando necesitamos que la forma en la que explicamos lo que necesitamos de un proveedor sea lo más clara y concisa posible para poder obtener un resultado óptimo. Este briefing servirá de guía para quienes vayan a prestarnos un servicio. Por ello, es imprescindible que contenga toda la información necesaria para desarrollar nuestro proyecto: cuantos más datos aportemos, más fácil será que recibamos un servicio ajustado a nuestras necesidades.

Según Macarena Vayá, el briefing es el pilar sobre el que se cimenta un proyecto. Será la guía para iniciar el trabajo y para la evolución de éste. Si ofrece la información idónea, el proyecto se desarrollará en la línea deseada por el cliente, cumpliendo sus expectativas y demandas. Si se consigue estructurar el proyecto con un briefing tan completo, garantizamos una comunicación transparente y un ritmo de trabajo dinámico, lo que facilita enormemente alcanzar el objetivo con un éxito absoluto.

Macarena Vayá: “el briefing es el pilar sobre el que se cimenta un proyecto”

De este modo, es necesario que, en el momento de redactarlo, sepamos qué puntos
clave no pueden faltar si queremos que cumpla su función correctamente. Sortlist desvela siete factores imprescindibles para redactar un briefing con éxito:

  1. Qué necesitas. Es de vital importancia tener claro qué es lo que necesita cada
    proyecto, además de las funciones que tiene que desempeñar el receptor al que nos dirijamos.
  2. Presupuesto. Dependiendo del dinero con el que contamos para desarrollar nuestro proyecto, podremos permitirnos unas opciones u otras.
  3. Tiempo. Es imprescindible trabajar y cumplir con plazos de entrega para organizarnos adecuadamente y sacar el proyecto adelante con éxito.
  4. Ubicación. Es fundamental conocer dónde se desarrollará el proyecto porque cada región tiene su propia cultura y así sabremos a qué público nos estamos dirigiendo.
  5. Cómo es tu proyecto. Debemos comunicar nuestra misión, visión y valores. Es fundamental todo lo que podamos comunicar sobre nosotros, nuestra misión, visión, valores, proyecto; porque cada empresa se ajusta mejor a un tipo de cliente que a otro.
  6. Criterio de selección. Algunos factores, como el ambiente de trabajo, la
    experiencia, los clientes o los sectores en los que trabajan pueden ser también
    muy relevantes a la hora de hacer nuestra elección. No sólo para saber si se
    adecuan a tu perfil, sino para descubrir cómo son ellos.
  7. Objetivo. Es necesario saber adónde quieres llegar con tu proyecto y cuál es el camino que te gustaría tomar. Para conseguir un resultado sobresaliente, no debemos perder de vista el objetivo que perseguimos. Por ello es muy importante que se lo hagas saber de manera precisa.