Isabel Coixet, Toni Segarra, Félix Muñoz y Jose Luis Segura, nuevos Académicos de Honor

87

El salón de actos de la Real Academia Española en Madrid fue anoche, 23 de mayo, escenario de un brillante diálogo entre gigantes de la publicidad española desarrollado ante más de trescientos cincuenta representantes de anunciantes, agencias, medios, universidades y diversas figuras del ámbito cultural y empresarial. Los protagonistas de la ceremonia fueron los distinguidos como nuevos Académicos de Honor de la Academia de la Publicidad y los compañeros que dieron la bienvenida a cada uno de ellos.

El acto fue abierto oficialmente por la Secretaria de la Academia y Académica de la Lengua, Aurora Egido, quien aclamó: “es para mí un honor y un placer dar la bienvenida a la Academia de la Publicidad, una institución que se sustenta en los cuatro pilares: el mérito, la integridad, la generosidad y la ejemplaridad. Con ellos estimulan las buenas prácticas de la publicidad y entre ellas, la del buen uso del español”.

A continuación, Pablo Alzugaray, Presidente de la Academia de la Publicidad comenzó la ceremonia con un breve discurso en el que se refirió a lo significativo de estar celebrando esta ceremonia en “la casa de las palabras” y destacó “…las dos que “flanquean este estrado: A vuestra derecha, Elocuencia y, a la mía, Poesía. Por favor, dediquen un instante a pensar estas palabras. Elocuencia. Eficacia para persuadir, dice el diccionario. ¿Existe una forma más esencial de definir lo que hacemos? Eficacia para persuadir. Y, como completando una exaltación perfecta, del otro lado, poesía.  ¿Sabéis lo primero que dice de ella el diccionario? Manifestación de la belleza. De verdad, ¿existe un lugar mejor en el mundo para celebrar que somos publicitarios?”.

Acto seguido, el propio Alzugaray se encargó de argumentar la primera de las distinciones de la noche, la de Publicitario del Año, que se entregó por primera vez y recayó en Eva Santos. “En este año y para esta designación, es debido reconocer que en el jurado lo teníamos relativamente fácil. En los últimos doce meses Eva ha sido nombrada Directora Creativa Mundial de Proximity, una de los 10 líderes globales según adweek, “Woman to wacht 2017” para AdAge y Presidenta de El Gran Jurado de El Sol 2018, entre otras”.

Y llegó el gran momento de la ceremonia, la proclamación de los nuevos Académicos de Honor, que estrenaba también formato. Así, cada uno de los nuevos elegidos por el Jurado de la Academia tuvo que responder a la laudatio de uno precedente, responsable de su presentación. El primero en intervenir fue César Vacchiano, encargado de dar la bienvenida a Félix Muñoz Lázaro, quien dijo “hoy agregar valor a través de la comunicación, es tan necesario como impulsar la mejora continua en la proyección de la empresa”. El segundo nuevo Académico de Honor fue José Luis Segura, quien escuchó atentamente las palabras que sobre él pronunció Enrique Nebot, nombrado a su vez en 2017. “José Luis Segura es hijo de mayo del 68, una revolución que también caló en la publicidad”.

Llegó el turno de Isabel Coixet. La nueva Académica de Honor se encuentra sumergida en el rodaje de su próxima película y la encargada de representarla en el acto fue su amiga la escritora Ángela Becerra, quien leyó su discurso. Pero, antes, otra Académica de Honor, Isabel Yanguas, dijo de ella, entre otras cosas: “Admiro a Isabel Coixet como persona y como profesional, es capaz de mejorar un guión sin alterar la estrategia publicitaria”.  Las sentidas palabras de la cineasta, comenzaron por reivindicar su condición de publicitaria “Empecé a trabajar en publicidad muy joven y esa impronta me ha hecho quien soy” para luego referirse a algo que tienen en común los publicitarios con los directores de cine, que tituló “Sobre el miedo y el enfado”. “El miedo, miedo a fallar, miedo a no estar a la altura, miedo a no conseguir el plano perfecto, miedo ante lo aparentemente insalvable de la situación. Miedo a que una inseguridad atenazante me paralizara. Y sentí con alivio que apenas puedo expresar un enorme alivio”.

El último reconocido como Académico de Honor fue Toni Segarra. El responsable de su presentación tenía que ser otro enorme creativo, nombrado Académico de Honor en la primera Ceremonia de la Academia: Joaquín Lorente. Toni Segarra afirmó: “Es un honor inmenso estar en la misma lista que los que han sido mis maestros… y me toca seguir haciendo para merecer estar aquí”.

Con sus palabras y la despedida del secretario general de la Academia de la Publicidad, que actuó de maestro de ceremonias, David Torrejón, terminó la novena Ceremonia de Académicos de Honor de la Academia de la Publicidad.