Crear un Content Hub para comunicarse con los consumidores digitales

Las compañías más avanzadas están transformando sus Salas de Prensa tradicionales para convertirlas en Content Hubs o Media Centers, auténticos medios de comunicación. La Sala de Prensa tradicional facilita el trabajo de los periodistas con un repositorio de notas de prensa, con recursos de imágenes y videos, con calendario de eventos… En cambio, el Content Hub, tiene en cuenta los diferentes stakeholders con los que puede relacionarse una compañía (ciudadanía, periodistas, blogueros, influencers, clientes, empleados, inversores, etc.), y los territorios con los que la marca quiere vincularse. BBVA, Red Bull, Coca Cola, Cisco o Lenovo, entre otros, son algunos ejemplos de Content Hubs.

Las marcas más innovadoras conocen el valor que tiene la creación de contenidos y la difusión de sus propias historias. Así, se han convertido en creadoras de contenido. Porque un marketing de contenido que satisfaga la necesidad de información de calidad, relevante y actual que tienen sus audiencias le permite a una marca incrementar su credibilidad, reconocimiento y comunicar de forma más eficaz con ese público target.

Juan Camilo Bonilla, CEO de Rebold: “las marcas más innovadoras se han convertido en creadoras de contenido”

Rebold es una empresa de marketing y comunicación basada en el análisis de datos que crea oportunidades de crecimiento (Salas de prensa) para las marcas a partir del profundo conocimiento de los consumidores, las tecnologías y los ecosistemas de datos.

Ha sintetizado las 10 cuestiones relevantes para transformar esas plataformas en Content Hubs que les permitan dialogar con distintos públicos. Un Content Hub:

  1. Tiene un poder transformador de la comunicación. En este sentido, el material (vídeos, imágenes, infografías, contenidos escritos, etc.) ha de ser de gran calidad y fácilmente descargable, sin limitaciones para que cualquier persona pueda compartirlo, ya sea en un medio de comunicación, en redes sociales o en un blog
  2. Es independiente de la industria de la marca. Ya sean de Banca, Automoción, Alimentación, Distribución, etc., todas las marcas tienen contenido de interés y relevante para el consumidor (la salud, el entretenimiento, el deporte…). Lo que necesitan es identificar el qué y el cómo comunicarlo de forma sincera y creíble.
  3. Tiene el objetivo de comunicar a otra “media persona”, al consumidor directamente. La marca se convierte en un medio de comunicación y debe posicionarse, por lo que necesita averiguar dónde buscan los usuarios contenidos relacionados con la actividad de esa compañía, para poder convertirse en referente.
  4. Debe responder a las diferentes necesidades de los distintos “media persona”. Que los usuarios encuentren el contenido, con posicionamiento SEO.
  5. Tiene personalización del contenido y ofrece un contenido relevante a cada audiencia.
  6. Usa nuevos formatos narrativos
  7. Gestiona la información que albergan y los posiciona de forma óptima, creando herramientas para su dinamización (emailing y redes sociales)
  8. Detecta oportunidades en tiempo real para identificar territorios de interés
  9. Usa un nuevo paradigma de la medición y evaluación de la comunicación con métricas para analizar los outputs, outtakes y outcomes.
  10. Tiene diferentes beneficios: incrementar el impacto cualitativo de la notoriedad de marca, aumentar la base de usuarios y mejorar el ratio de visitas y de engagement. Adicionalmente, una buena estrategia de datos permitirá conocer mejor los intereses de los usuarios y detectar nuevas oportunidades de contenido y territorios de interés.

La línea entre relaciones públicas, comunicación corporativa y marketing se ha vuelto muy difusa. Al final, la comunicación tiene que estar orientada a lograr un efecto en los grupos de interés relevantes para una marca, y eso se consigue desde distintas perspectivas”, continúa el CEO de Rebold. “Se trata de contribuir al cumplimiento de los objetivos de esa compañía, ya sea aumentar las ventas, fortalecer la reputación, abrir nuevos mercados, mejorar la conciencia de marca, cambiar el posicionamiento estratégico, etc.”.